sábado, 12 de marzo de 2011

No sólo de pan vive el hombre

  Desde hace mucho el tiempo cuaresmal tiene como símbolo el desierto y el número cuarenta. Es un número que en la Biblia indica preparación para tiempos duros. En la historia de la salvación se repite varias veces el desierto: Moisés, Israel el Pueblo de Dios, Elías, Juan Bautista y Jesús. Incluso en el Apocalípsis el pasaje de la mujer y el dragón indica que la mujer huyó al desierto donde le indico Dios.

  Es un lugar muy especial que hace que las personas cambien gracias a la dura pena. En el Evangelio de hoy Jesús nos dice que "no sólo de pan vive el hombre"  Dentro de la dinámica de perdón y conversión que nos prepara para la pascua, Jesús se queda en nosotros como alimento para el camino en la confesión y en la Eucaristía. Es una de las mejores cosas que podemos hacer en Semana Santa: acercarnos a comer de su cuerpo y su sange para que nos ayude a perseverar en el camino. La misa mañana es a  las 11 am,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada